Buscador
Buscador

Casas pequeña

Un apartamento bien pensado

Hemos conseguido crear cuatro ambientes en un solo espacio, con muebles de doble uso y pocos complementos, pero muy bien elegidos.

16/02/2018 Realización: Patricia de Semir. Ayudante: Sara Collantes. Fotos: Belén M. Imaz.

Decoramos este espacio con una idea clave: aprovechar al máximo sus metros y obtener cuatro ambientes sin perder amplitud. ¿El resultado? Un piso acogedor, práctico y confortable.

DURANTE EL DÍA
- En el salón hemos optado por un sofá de tres plazas y una butaca, ambos de líneas sencillas, para no recargar el ambiente, y una mesa de centro de estructura ligera, que se pueda mover con facilidad.
- Para el comedor elegimos una consola convertible en mesa que, cuando está cerrada, se ubica en la trasera del sofá y permite colocar complementos decorativos. Puede abrirse sólamente una de las alas, para tener una mesa para dos comensales, o abrirla al completo para organizar una mesa de cuatro.

Y DURANTE LA NOCHE...
- El sofá se abre para convertirse en cama y, a continuación, se desplaza la mesa de centro que servirá de amplia mesilla de noche. La mesita auxiliar que estaba colocada junto al sofá se pone en el otro lado, para tener una segunda mesilla y completar el dormitorio. Los textiles están muy bien elegidos en general y pensando siempre en aportar mayor calidez, más confort y un alegre toque de color. 

Las claves del éxito
1. Muebles de doble uso. El sofá-cama, la consola que se convierte en mesa, la cómoda con tapa que funciona de escritorio... son prácticos y aprovechan mucho el espacio.
2. Pocos complementos. El modo de mantener la sensación de amplitud en ambientes pequeños es elegir los accesorios justos y evitar cualquier objeto superfluo.
3. Materiales en tonalidades suaves. Siempre refuerzan la sensación de amplitud y aportan más luminosidad. Los toques de color intenso, mejor reservarlos para los detalles.

Ver más articulos