Casas reformadas

Un piso de 65 m2 en perfecta conexión

Este apartamento de 65 m2 fue redistribuido para eliminar las zonas de paso y crear espacios luminosos y desahogados, en los que prima un interiorismo actual y súper cómodo.

07/08/2017 Realización: Pilar Perea. Fotos: Miriam Yeleq. Texto: Marta Sanz. Plano: Infografía.

En pleno corazón de Madrid, en un barrio de calles estrechas y casas antiguas, se encuentra este moderno apartamento, reformado para ganar luz y potenciar los espacios amplios y desahogados.

La acertada decisión de prescindir de recibidor y pasillo permitió reorganizar los metros disponibles, para que el acceso a la vivienda se realizara directamente al espacio que comparten cocina y comedor. Estos ambientes comunican con el salón, que se ubicó en la parte más luminosa de la casa, junto a las grandes puertas acristaladas que dan al exterior.

En la zona de estar, se diseñó una distribución abierta y despejada, con muebles versátiles que se adaptan a distintas necesidades -como las mesas auxiliares- y una gama cromática en tonos neutros que ayudan a reflejar la luz.

ESTANCIAS CONECTADAS
Para dividir ambientes sin perder espacio ni luz, se recurrió a soluciones de obra en el caso de las zonas comunes, y a puertas correderas, en las privadas. Así, un gran vano sin puerta permite la comunicación entre el salón y el espacio que comparten cocina y comedor. En este último, se realizó una estantantería que, además de disimular un tabique maestro, es una zona de almacenaje extra.

FONDO PERFECTO
Gracias a un suelo uniforme de madera y paredes pintadas en el mismo color, se logró una continuidad visual fundamental para crear mayor sensación de espacio. En cuanto a la decoración, se seleccionó muy bien todo el mobiliario para no colocar piezas innecesarias y, al mismo tiempo, conseguir una estética joven y actual. Los propietarios no dudaron en combinar muebles de estilos y materiales diferentes -todos, de diseño ligero- con el fin de lograr ambientes dinámicos y visualmente ricos. Telas y complementos también juegan un papel fundamental en el aire fresco y juvenil que domina en toda la vivienda: discretos estampados en tonos turquesas, amarillos, azules y rojos ponen el broche final.


Comentarios

Publicidad