Buscador
Buscador

Casas pequeñas

Una casa pequeña y tradicional

Este piso es un ejemplo de cómo decorar una casa de forma sencilla pero aprovechando todo su potencial. El color es la valiosa herramienta utilizada.  

07/02/2018 Realización/fotos: Jessica Zueras/con mucho gusto. Texto: M. Alcaire.

No precisa muebles lujosos ni derroche decorativo para brillar con luz propia. La clave de este piso ha sido echar mano derecursos de toda la vida y sacarles partido con maestría. La elección de revestimientos, la distribuciónde espacios y el empleo del color son los elementos que han convertido una vivienda "corriente" en un hogar muy cómodo y funcional que rezuma optimismo y enamora por su buen ambiente.

PROYECTO SOBRESALIENTE

Luce así después de una gran reforma realizada por la empresa Con Mucho Gusto, de cuya ejecución y coordinación estuvo encargada la arquitecta técnica Laura Moliner. El proyecto incluía renovar un baño y hacer nueva la cocina. Las puertas fueron sustituidas y, algo fundamental en la casa, se hicieron armarios empotrados que solucionan con eficacia el tema del almacenaje. También se restauró el suelo y se combinaron pintura y papel pintado en varias estancias. Todo el diseño, amueblamiento, decoración y estilismo lo firma la interiorista Jessica Zueras, que ha ideado soluciones a buen precio que transforman por completo los interiores. Una de ellas es el uso de distintos revestimientos para añadir un mayor dinamismo. Además, tiene una intención no solo estética, también es una buena fórmula para diferenciar unos ambientes de otros y resaltar rincones especiales, como es el caso de la pared del comedor, donde se ha colocado el banco lacado y una gran mesa.

APUESTA POR EL COLOR

Sin duda, es la mayor aportación decorativa. El piso está "pintado" por una estimulante paleta de color, en la que reinan los tonos más luminosos y llamativos. Se mezclan potentes tonos flúor con suaves pasteles creando entornos a la media de cada espacio y la función que desempeña. Cada habitación está vestida con una gama cromática. Azul, fucsia, naranja, y turquesa en el salón; verde acuático y rosa pastel en el comedor; verde manzana en la habitación principal. A ellos se unen textiles y papel de flores o mariposas que inundan todo. Y es que, la primavera se abre paso.

Ver más articulos