Buscador
Buscador

Casas pequeñas

Una casa pensada al milímetro

Esta vivienda fue sometida a una profunda reforma con el fin de aprovechar al máximo sus 45 m2. Las necesidades eran claras: espacios abiertos, colores neutros y toques cálidos.

12/02/2018 Realización: Reyes Pérez. Fotos: Miriam Yeleq. Texto: Marta Sanz.

Convertir un apartamento de 45 m2 en una vivienda acogedora y luminosa fue el objetivo de esta reforma integral. Los artífices del cambio fueron Ana Bolaños, arquitecta técnica y gerente de la empresa Técnicas de mantenimiento y obras Maos, y Miguel Ángel Naranjo, su arquitecto, quienes enseguida detectaron sus posibilidades. Conscientes de que tenían un largo trayecto por delante, se pusieron manos a la obra.

PASOS PREVIOS

La pareja de arquitectos, además de estudiar muy bien los espacios, realizó infografías para visualizar materiales y acabados y, de este modo, hacerse una idea bastante aproximada del resultado final. O al menos, eso fue lo que pensaron porque, cuando empezaron las obras, el proyecto dio un giro inesperado. La demolición de los tabiques y falsos techos les deparaba una agradable sorpresa: casi 4 metros de altura, que les hizo replantearse el plano de distribución y trazar el juego de volúmenes que posteriormente se ejecutaría.

DISTRIBUCIÓN FUNCIONAL

Cocina, comedor y salón, que no están separados por tabiques, se englobaron en una gran zona abierta al patio.

El dormitorio principal se ubicó al fondo de la vivienda, y el cuarto de baño, se indendizó con una puerta corredera. Además, el altillo ganado durante la reforma se aprovechó para situar una segunda habitación.
 
CONTINUIDAD VISUAL

La clave del éxito fue, no solo unificar los ambientes, sino también apostar por revestimientos y pavimentos en tonos claros. El suelo original se sustituyó por tarima vinílica y las paredes se pintaron en color blanco, si bien en algunos casos se alternaron con frentes de papel pintado, en la zona de estar, y de ladrillo visto, en el dormitorio.

En el baño se recreó un ambiente despejado y luminoso. En las paredes, la pintura, en tono claro, se combinó con piezas cerámicas más oscuras para crear contraste.

Publicidad

Ver más articulos