Buscador
Buscador

Trucos de limpieza

8 trucos para planchar la ropa

Es una de las tareas domésticas menos apetecibles. Con estos consejos planchar será, sin embargo, como coser y cantar.

13/02/2018

Foto: Getty

EL LAVADO ES IMPORTANTE

Lo primero es lo primero: si haces un correcto lavado, evitarás planchar más de la cuenta, así que no llenes la lavadora a tope, ni centrifugues a máxima potencia... y, sobre todo, no dejes la ropa húmeda dentro del tambor cerrado.

POR EL REVÉS

Por el revés y de menos a más calor. Da la vuelta a las prendas y plancha en primer lugar aquellas que necesiten menos calor. Después, continúa con las que precisen una mayor temperatura. Selecciona en el disco del electrodoméstico la que le va a cada prenda -lana, algodón, seda...- Ahorrarás tiempo y mucha energía.  

PRODUCTOS QUE TE AYUDAN

Hay detergentes específicos que evitan las arrugas al lavar la ropa. También los suavizantes y los sprays rociadores facilitan el planchado. Y si no tienes estos productos a mano, un truco casero que puede servirte: disuelve una cucharadita de Maizena en dos tazas de agua, pon esta mezcla en la plancha de vapor y verás qué suavidad consigues en toda tu colada.  

¿LAS ARRUGAS NO SALEN?

Pon papel de aluminio sobre la tabla de planchar y encima la prenda. A continuación, cúbrela con un paño humedecido con unas gotas de amoníaco. Este truco también es infalible para eliminar la marca de un dobladillo y para agilizar el trabajo de planchado, ya que el calor de una cara de la prenda se transmite a la otra. Un simple trozo de cartón es también una magnífica herramienta, pues impide que se arrugue una cara cuando estás planchando la otra.

PLANCHAR SIN PLANCHA

¿Quieres eliminar las arrugas de la ropa que sacas de la maleta cuando vas de viaje?  Humedécelas con agua y sécalas después con un secador de pelo. Otra opción es colgar las prendas en el cuarto de baño mientras tomas una ducha caliente, el vapor de agua alisará las arrugas.

SIEMPRE ES MEJOR

Tender la ropa lavada al aire libre. Sacúdela antes y alísala bien con las manos. Una vez seca, dóblala para que se arrugue menos.

CAMISAS PERFECTAS EN ESTE ORDEN

Cuello y puños primero, mangas, pecho y espalda.

¿CÓMO ELEGIR BIEN?

Plancha de vapor. Es una buena elección si no sois muchos en casa y no tienes mucha ropa que planchar, o si dispones de poco espacio para guardar el electrodoméstico. Además, es una opción eficaz y más económica.  
Centros de planchado. Son más profesionales y potentes. Con ellos se plancha con facilidad y rapidez cantidad de prendas. Resultan ideales si hay una gran carga de ropa. Resultan también más caros, aunque encuentras modelos por algo más de 100€.

Publicidad

Ver más articulos